Peritajes de Accidentes de Tránsito

En Watson Consultores, realizamos la reconstrucción de accidentes de tránsito a la luz de los datos obtenidos, con un análisis científico en función de diferentes factores a saber:
A.- Factores Físicos: El estudio del movimiento. Mediante la aplicación de los principios físicos-mecánicos, tendientes a determinar aspectos dinámicos y cinemáticos como las energías en juego, trayectorias, velocidades, choques, deformaciones, rozamiento, impulso y cantidad de movimiento, entre otras que hubiesen tenido lugar antes, durante y después de la colisión de acuerdo al análisis de los indicios dejados en el lugar y las características de los rodados protagonistas.

B.- Factores Humanos: Para establecer el posible comportamiento de los conductores mediante el estudio de los tiempos psíco-técnicos, reacciones, evaluación de maniobras posibles o hipotéticas, y demás elementos influyentes o determinantes del accidente.
C.- Factores Lógicos: Mediante la aplicación de los principios lógicos que permitan elaborar juicios y razonamientos que relacionen: Los daños, indicios, rastros y huellas hallados en el lugar con las leyes de la física de aplicación específica y la conducta humana, en la elaboración de la o las posibles hipótesis de la mecánica del accidente.
Generalmente pensamos que todo accidente de tránsito tiene su explicación en la velocidad de los rodados o la infracción a una norma de tránsito, lo cual está lejos de considerar la realidad tal como es interpretada por un Perito.
Frente a éstas circunstancias se dejan de considerar elementos importantes que el estudio pericial revelará y es que en todo accidente de tránsito intervienen cuatro elementos que constituyen lo que se denomina “La Tetralogía Accidentológica” y cuyos componentes pueden tener distinta incidencia en la producción de un siniestro vial; tales son:
  • El Hombre,
  • El Vehículo,
  • La Vía y
  • El Entorno.
Nuestras pericias incluyen
  • Las características del “entorno” mediante el estudio de la micro y macro-ubicación del lugar del accidente en cuestión a fin de entender qué factores influyeron o pudieron influir sobre la visibilidad y la conducción; tales como demarcaciones, prohibiciones, obstáculos, etc, que serán evaluadas mediante una inspección del lugar y del estudio de las fotografías y constancias documentadas.
  • Estudio de los signos, rastros, huellas e indicios hallados en el momento del accidente, más una minuciosa inspección “in situ” para determinar el estado de la“vía” su constitución, adherencia, transitabilidad y afluencia vehicular como uno de los elementos intervinientes en el siniestro.
  • Un estudio de las posiciones finales y deformaciones que acusan los “vehículos” para establecer la mecánica de producción de las mismas y realizar una reconstrucción acertada de cómo ocurrió el hecho.
  • Se realizan estudios psico-motrices para determinar cual pudo ser el comportamiento de los conductores, (“el hombre”) traducidos en maniobras previas y trayectorias posteriores de las unidades automotrices, que llevaron a la ocurrencia del siniestro; y si es técnicamente posible establecer la atención y prudencia puesta en el acto de la conducción (tiempo psíco-técnico) y en qué punto pueden haber percibido el peligro desencadenante del siniestro vial, para establecer si era físicamente evitable.
En Watson Consultores Nuestros Peritos realizan un estudio “metódico” de los elementos de juicio puestos a su alcance, a fin de interpretar el estado en que se hallaron los vehículos y las personas al término de la fase cinemática, y los indicios encontrados en el lugar; pues a partir de ello se hace posible la reconstrucción del accidente.
Un examen “objetivo de las evidencias” para interpretar el origen y producción de las huellas y vestigios, a fin de plantear diferentes hipótesis como punto de partida necesaria a todo modelo lógico tendiente a establecer trayectorias, velocidades, maniobras, punto de impacto, origen de las deformaciones, etc.; y evitar caer en el error de considerar que todos los accidentes tienen su inicio o etiología en la violación a una norma de tránsito o el exceso de velocidad, sino que hay una multiplicidad de agentes y elementos que deben ser ponderados en orden a establecer la mecánica de producción y sus causas.
Estudios de las variables tales como el desgaste y condiciones de los neumáticos, estado de la calzada, defectos en la construcción o señalización del camino, condiciones meteorológicas, visibilidad, posición del sol, informes médicos, estado de los vehículos, condiciones de iluminación, conspicuidad de peatones, ciclistas, señalamiento, y otros factores que pueden revestir el carácter de desencadentes o contribuyentes del accidente y que pueden hacer variar radicalmente la interpretación inicial sobre la responsabilidad de los conductores y ayudar al juez a comprender mejor la dinámica de los hechos.
Determinación de la velocidad de circulación de los vehículos partícipes en un accidente, estableciendo de una manera científica qué energías se disiparon antes, durante y después de la colisión. Esto encuentra su fundamento en que la energía cinética presente en un rodado en movimiento se transforman de diferentes formas, sea en sonido, calor, deformaciones y rozamiento obedeciendo al “Principio General de Conservación de la Energía”.
Análisis e interpretación de todas la hipótesis posibles de ocurrencia de un siniestro vial de modo tal de verificar si físicamente es posible las aseveraciones realizadas por testigos y protagonistas y deste modo darle mayor firmeza a las conclusiones finales sobre el establecimiento de la mecánica de producción del siniestro vial y sus causas.
Estudios que realizamos
  • Nuestros informes periciales explican de manera sencilla estudios físicos complejos 
  • Inspección del lugar de un accidente vial y relevamiento de indicios y demás elementos de interés accidentológico para el estudio por medio de planimetrías, videofilmaciones, fotografías y otros medios gráficos y determinación de la mecánica de producción del mismo.
  • Reconocimiento de los daños que acusen rodados involucrados en accidentes de tránsito en proceso de investigación y determinación de la calidad de embistente y embestido.
  • Identificación de las huellas de neumático, cuya acertada interpretación resulta de suma utilidad durante el proceso de reconstrucción, ya que existen diferentes tipos de huella: de frenada, derrapes, aceleración, pérdida de adherencia en curvas, etc.
  • Determinación de la coincidencia y correspondencia de daños en vehículos presumiblemente involucrados en accidentes de tránsito y con estudios de intercambio de pintura, roces, etc.
  • Estudio, evaluación y valoración de los elementos periciales de interés con el desarrollo de las distintas hipótesis accidentológicas de la mecánica de producción de un accidente vial.
  • Reconstrucción de Accidentes de tránsito que involucren vehículos y personas embestidas.
  • Estudio de indicios y posición final para determinación de velocidades de los rodados partícipes en un choque, por medio del estudio de los desplzamientos pre y post impacto, objetos despedidos, peatones embestidos, etc.
  • Determinación de la forma de producción de lesiones.
  • Estudio, determinación, análisis y evaluación de las causas principales y concurrentes (secundarias) del accidente vial.
Volver a Peritajes Criminalísticos